lunes, 8 de noviembre de 2010

"La discreción en las palabras vale más que la elocuencia." (Bacón)

El contenido de las expresiones verbales es parte de la cultura oral y de las relaciones sociales. Sus enunciados guardan intencionalidad y los alcances de su interpretación son inmediatos y restringidos en cuanto al medio, al lugar y duración . De ahí el dicho popular:"Las palabras vuelan y los escritos quedan."
Quien se hace visible puede impactar por su presencia, por el tono de voz o por la firmeza de sus argumentos pero, no podrá evitar las apreciaciones subjetivas de quien lo observa.
Los mensajes verbales permiten interpretaciones subjetivas a quien los reciben. Una explicación acertada obliga al receptor a escuchar, observar y expresar, para comprender, interpretar y aceptar lo que corresponde

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.