sábado, 5 de marzo de 2011

Se tomaron su tiempo

Virgilio, poeta latino, redactó por espacio de veinte años su poema épico "La Eneida."

Fenelón, escritor francés, escribió y rehizo durante dieciocho año su célebre ensayo educativo "Las Aventuras de Telémaco.

Edison, físico norteamericano, desde temprana edad fue un lector asiduo de tratados de mecánica, de química y de electricidad.

Tolstoi, escritor ruso, fue muy severo de sus propias producciones literarias, corregía hasta el cansancio sus borradores y los textos finales diferían muchísimo de los primeros.

Dante, poeta italiano, tardó treinta años en terminar de escribir su obra inmortal "La Divina Comedia."

Newton, el ilustre matemático, físico, astrónomo y filósofo inglés, escribió quince veces hasta dar por finalizada su libro titulado "Cronología."

Ticiano, pintor italiano, le envió al Emperador Carlos V un cuadro que lo denominó la última cena. Esta tarea pictórica le demandó siete años de trabajo sin interrupciones, pintando por momentos hasta altas horas de la noche.

1 comentario:

  1. Cuando el alma humana se aplica al trabajo por conseguir un bien mayor, el tiempo (lejos de ser el enemigo tan temido por la aceleración de nuestras vidas modernas) es un aliado de la constancia, la determinación firme y la fortaleza. Un abrazo grande! Marcelo Aguirre

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.