sábado, 29 de marzo de 2014

Si hay miseria…




“Ni te abatas por pobreza, ni te ensalces por riqueza”. (Refrán)

De tanto en tanto se escucha decir: “Si hay miseria que no se note.”  Frase que merece una reflexiva distinción.

El nivel de pobreza económica se mide por el grado de carencias que se tiene, merece respeto y más aún si se vive con austero decoro. Ella no condice con la miseria porque ésta suscita el deterioro de la dignidad. 


La miseria, por más que se la quiera ocultar, se manifiesta de algún modo. En lo material se da cuando uno se ve privado de lo indispensable para su sustento, sin posibilidades de lograrlo. En lo moral se manifiesta cuando se quebrantan las leyes, las normas y las buenas costumbres, aunque se disponga de cierto bienestar real o aparente. En lo espiritual se exterioriza cuando se vive con hipocresía en detrimento de personales creencias y principios
.

Si hay miseria, para que no se note y desaparezca, su antídoto eficaz es la educación y el trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.