martes, 27 de octubre de 2015

Ballotage. ¿Para qué?




“Todos tenemos un poder especial: la facultad de elegir.”
(Og Mandino)

La palabra “ballotage” no se encuentra en el diccionario español pero sí en el lenguaje coloquial. Es un término que proviene del verbo “balloter” que en francés significa elegir o votar utilizando bolitas. En el año 1852, Ese procedimiento se utilizó por primera vez en Francia, imperando Napoleón III.

El “ballotage” se aplica en el sistema electoral cuando no surge un ganador con mayoría absoluta de votos. Es la opción de sufragar nuevamente que permite saber quién será el primero de los dos candidatos más elegidos en la oportunidad inicial.

En la República Argentina se incorporó la elección en segunda vuelta a partir de la reforma constitucional del año 1994. En Latinoamérica hay países que lo han adoptado, entre los más cercanos están Chile, Uruguay y Brasil.

El boxeador Muhammad Ali (1942) conocido como Cassius Clay dijo: “Aquel que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida.” 

El ejercicio electivo pone a prueba a los ciudadanos y responde a la pregunta ¿para qué? en referencia al ballotage.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.