viernes, 30 de diciembre de 2016

Pica…pica…los piquetes



“Poner una pica en Flandes,” es una frase que alude a la voluntad por alcanzar algo. Es una expresión dicha por las tropas españolas que se esforzaban por imponerse en la región de los Países Bajos. Una vez conseguido, imperó allí la monarquía hispana desde mitad del siglo XVI hasta principios del siglo XVIII.

Es preciso distinguir que la pica es una lanza larga y la piqueta es una herramienta más pequeña que el pico de albañil pero de superior o igual efectividad. En cambio, el piquete es parte de la estrategia militar compuesta por una milicia reducida de movilidad rápida. Fuera de ese ámbito, el diccionario de la lengua española lo considera como una alusión a los grupos de activistas sociales que protestan y agitan políticamente en pos de sus requerimientos.

No se pone en duda las coherencia de los justos reclamos pero sí la metodología que cercena la libertad de los transeúntes. Para ello existen otros medios como la información y el diálogo, en la búsqueda de entendimientos. Conviene recordar al emperador romano Marco Aurelio (121-180) cuando aconseja sobre el modo de proceder: “No lo hagas si no conviene; no lo digas si no es verdad.”

Cuando un insecto agrede el tejido epidérmico del atacado, en el lenguaje coloquial, se dice que lo ha picado. De igual modo el entramado social se ve irritado por grupos de inquietos cual insecto porque pica…pica…los piquetes.

martes, 29 de noviembre de 2016

Justicia independiente


“Cuando habla el dinero, calla la verdad.” (Proverbio chino)

La verdad se relaciona con la rectitud a la cual, en ciertas ocasiones, el dinero corrompe. En la mitología griega “Dike” es la personificación de la justicia entre los hombres. Su concepto denota que se ha de dar a cada uno lo que le corresponde.

Los jueces son quienes la administran y al juzgar valoran situaciones litigiosas. El filósofo ateniense Sócrates (470 AC – 370 AC) les propone que escuchen con cortesía, respondan sabiamente, ponderen con prudencia y decidan imparcialmente.”

El dramaturgo, nacido en la isla de Chipre, Eurípides (485 AC- 406 AC) asevera que en situaciones confusas y en desacuerdo entre las partes, nunca uno debe atreverse a juzgar sin haber oído los argumentos del otro.

San Agustín (354- 430) es categórico al afirmar que si se suprime la equidad surgen bandas de ladrones en los reinos.

El escritor alemán Federico Schiller (1759-1805) es un contundente defensor de la justicia y manifiesta que la voz de la mayoría no es prueba de ella.

Un alusivo recorrido histórico demuestra que los argumentos críticos y sosegados aprueban sin retaceos la justicia independiente.

domingo, 30 de octubre de 2016

Femicidio, un cóctel explosivo.


“La mujer y el vino sacan al hombre de tino.” (Refrán)

La palabra homicidio proviene del latín y significa quitar la vida a otro hombre. En cambio, femicidio es un vocablo de raíz inglesa aceptada por la Real Academia Española. Es en alusión al varón que asesina a una mujer por considerarla como de su pertenencia. Generalmente se inicia con el maltrato verbal y puede llegar hasta las vejaciones físicas incluyendo las sexuales. En todos los casos se han de impugnar sus argumentos.

El cercenar la existencia humana es una transgresión, tema complicado por sus causas y efectos. El femicidio es una situación injusta y multifacética que suele darse por una relación afectiva enfermiza o equivocada, derivando a veces en el crimen organizado. El concepto de libertad y de propiedad se enturbia por opiniones encontradas o patologías.

Cierta razón tiene el dicho cuando afirma que “ira de enamorados, amores doblados.” Pero, suele suceder que “el corazón apasionado no quiere ser aconsejado.” De ahí es acertado que “antes de que te cases mira lo que haces.” Aunque, “donde hay querer todo se hace bien.” ¿Por qué? Porque “amor con amor se paga.”

Cuando se debilitan los vínculos en una pareja el amor sabe tornarse en odio y es el femicidio un cóctel explosivo.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Gordo valor

 
"Lo que no mata, engorda." (Refrán)

Gordo es aquel que está excedido en su peso corporal en desproporción a su estatura. Es una alusión a su anatomía por la abundancia de carne o grasa. Todo lo que se aprecia por lo que representa en sí mismo, para uno o para otros, se considera un valor.

El abogado y político nacido en la India (1869-1948) Mahatma Gandhi aconsejaba: “Mantén positivos tus valores porque tus valores se convierten en tu destino.” Un proverbio chino clarifica el tema aseverando que “sólo el hombre que cruza el río de noche, conoce el valor de la luz del día.” El poeta romano Ovidio (43aC-17dC) con acertada ironía expresa que “El vulgo valora a sus amigos de acuerdo a su utilidad.”

El refranero español tiene expresiones populares concernientes a lo que vale. Si de oportunidades se trata, “más vale pájaro en mano que cien volando.” Si se pondera la paciencia, “más vale tarde que nunca.” Si se considera la sinceridad y la honestidad, “la intención es lo que vale.” Quien convencido pregona la no violencia y el pacifismo afirma que “más vale maña que fuerza.”

La selección de estos enunciados tienen sentido en sus enseñanzas y argumentos, cada uno de ellos son un gordo valor.

martes, 30 de agosto de 2016

Un tal López.

 
“De tal palo, tal astilla.” (Refrán)

En el idioma español se denomina patronímico a la palabra que surge de un nombre propio y otorga ascendencia o filiación. Hay apellidos, en la península ibérica, que provienen del calificativo paterno con el agregado de los sufijos ez, oz, iz y también az que significa “hijo de.”

La designación López deriva de Lope. Hay distintas versiones acerca de su origen. Se dice que proviene de la palabra latina “lupus” que significa lobo. En España, según las estadísticas, quienes tienen ese apellido ocupan numéricamente el quinto lugar en la población, también se encuentran en otros países, sin tener parentesco entre sí.

Hay apellidos que indican un lugar geográfico, rasgo físico o situación social. No sólo por ser hijo de… El refranero popular dice: “Es bueno ser importante, pero más importante es ser bueno.” A veces sucede que “los hijos de un ruin padre toman el apellido de la madre.” Y, como “las apariencias engañan,” “con un buen traje se encubre un mal linaje.” Siendo que “no es oro todo lo que reluce,” sucede a menudo que “más honran buenos vestidos que buenos apellidos.”

Si de apelativos se trata, por si acaso, ¿quién no conoce a un tal López?

viernes, 29 de julio de 2016

“El que no afana es un gil.”

 Enrique Santos Discépolo

Esta frase pertenece al tango “Cambalache” cuyo autor es Enrique Santos Discépolo. Se refiere con ironía a quien roba y se cree más avispado por apropiarse de lo ajeno. Esa actitud tiene algunos sinónimos como despojar, rapiñar, extorsionar, chantajear, usurpar, entre otros.

Desde tiempos inmemoriales, la legislación protege a los individuos e instituciones. En las culturas orientales los dioses inspiran las leyes. Uno de los primeros códigos legales es el difundido por Hammurabi, rey de Babilonia (1790 a C-1750 a C). Es de tono severo y no tienen consideración alguna para con el ladrón.

La justicia es quien juzga cada caso. Aunque a veces sucede que “el juez que ha sido delincuente, ¡qué fácilmente perdona!” Eso lo advierte el dramaturgo y poeta español Pedro Calderón de la Barca (1600-1681).

La sabiduría popular alega que “piensa el ladrón que todos son de su misma condición.” Por eso especula, se justifica y argumenta que los demás se comportan como él. El robo aviva su codicia y aunque atenta contra el derecho ajeno, convencido afirma “el que no afana es un gil.”

jueves, 30 de junio de 2016

Testaferro


“Si no quieres que lo sepan los demás, no lo hagas.” (Proverbio chino)

La etimología de este término proviene del idioma italiano, “testa” significa cabeza y “ferro” alude al hierro. Socialmente tiene una connotación negativa por estar asociado a ilícitos.

En el lenguaje coloquial un testaferro es alguien que cede su identidad a otro con la intención de figurar legalmente como titular de un negocio o asunto jurídico.

Quien no está en condiciones de dar su nombre y apellido en transacciones financieras suele elegir a un testaferro, por motivos varios como evadir impuestos o desheredar parientes. Deposita su confianza en quien lo suplanta como titular de un negocio o contrato y así encubre sus aviesas intenciones,

En ámbitos políticos o esferas de poder también se dan estos sustitutos que actúan de diversas maneras en sus intervenciones. Son mercenarios cuyas decisiones no son propias sino ajenas, de quienes compraron sus voluntades.

El filósofo chino Confucio (551 aC-479 aC) con razón decía que “los hombres se parecen mucho en esencia, pero en la práctica llegan a ser muy distintos.”

lunes, 30 de mayo de 2016

Es un ladrón



“Piensa el ladrón que todos son de su condición.” (Refrán)

Así se llama a quien sustrae algo que no le pertenece, lo cual tiene implicancias sociales y jurídicas. Ese accionar posee sinónimos como ratero, caco, carterista, bandido, atracador, maleante, saqueador, cuatrero, delincuente o estafador. Quien roba de un modo impulsivo es un cleptómano.

“La ocasión hace al ladrón,” es un dicho popular que no merece justificación pero es entendible por sus circunstancias. Las intenciones de quienes así proceden son múltiples con características como la habilidad, la intimidación o la violencia.

La ética, la moral y las buenas costumbres afirman que “el fin no justifica los medios.” No obstante hay quien dice lo contrario como el italiano Nicolás Maquiavelo (1469-1527) uno de los fundadores de la ciencia política moderna.

El escritor inglés Aldous Leonard Huxley (1894-1963) se opone a Maquiavelo y certifica que no hay coherencia lógica en el fin por alcanzar, por más bueno que sea, si se emplean medios incorrectos. Su razonamiento se basa en que la estrategia usada determina la esencia del logro a obtener. Si una acción es negativa no puede vincularse a un fin positivo. Eso sucede en distintos ámbitos de la vida. Es incorrecta la apropiación de quien roba por más noble que sea su finalidad la cual queda invalidada por el modo empleado en su obtención. A eso se llega porque quien sustrae lo ajeno es un ladrón.

viernes, 29 de abril de 2016

Y, si lo dijo Maradona…


“La droga no alivia, sólo mata.” ( Lance Armstrong)

En 1971 Lance Armstrong nació en Texas, ciclista estadounidense, quien ingirió substancias prohibidas para mejorar su rendimiento. Por eso, en el 2012 fue suspendido de competir deportivamente.

En el idioma español la palabra droga hace referencia a los derivados medicinales aceptados por sus efectos que si son positivos benefician la salud. También están los que son desfavorables por alterar el equilibrio neurotransmisor del cerebro, creando dependencia psicológica y física. No son aceptados socialmente, de su comercialización y distribución se ocupan las mafias de narcotraficantes.

Se tiene noticia que, desde tiempos inmemoriales hasta nuestros días, el ser humano ha ingerido e ingiere narcóticos por diversos motivos. El alcohol y el tabaco son tolerados pero regulados por el Estado, aunque consumirlos en exceso provoca deterioro y mortandad.

Con conocimiento de causa se le atribuye al reconocido futbolista Diego Armando Maradona las siguientes reflexiones: “Al principio la droga te pone eufórico. Es como ganar un campeonato. Y piensas: mañana qué importa, si hoy gané el campeonato.” “La droga es como un pac man que te va comiendo tu familia.” Y, si lo dijo Maradona…

miércoles, 30 de marzo de 2016

Impunidad


“Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos.”
(Confucio)

El castigo aplicado a una persona, en razón de la justicia, corresponde a la desaprobación por lo realizado. El Estado sanciona al transgresor con la restricción de sus derechos adquiridos. En los países donde prevalece la ley, el Derecho Penal aboga por la proporcionalidad entre la culpa y la condena asignada.

Quien elude la sanción merecida por su infracción es impune. Este término proviene del latín y significa ausencia de pena o dolor por lo realizado indebidamente. Es una arbitrariedad que niega la reparación que merece el afectado. Todo ilícito quebranta el orden social donde no impera la legislación.

El poeta griego Sófocles (495 aC- 406 aC) sentenció: “Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo.” Es un argumento válido y vigente en alusión a la extendida práctica de la impunidad.

domingo, 28 de febrero de 2016

Corrupción

 


“En un espíritu corrompido no cabe el honor.” (Tácito)
 
Es un término cuya etimología proviene del latín y hace referencia a lo que se rompe, descompone orgánicamente y se pudre. También se aplica a quienes quiebran el orden moral y las buenas costumbres a cambio de dinero o favores. 


La arbitrariedad del poder es una manifestación de la corrupción. En la función pública se da en detrimento del bien común cuando se lucra en beneficio personal o grupal. El corrupto comete trasgresiones que lo degradan como persona. 


Los medios masivos de comunicación informan sobre los casos de corrupción pero la ley ha de corregir la impunidad. El escritor estadounidense Frank Herbert (1920-1986) con acierto afirmó que “la corrupción lleva infinitos disfraces.” Es una problemática social compleja que se manifiesta en numerosos ámbitos con implicancias culturales y políticas.

sábado, 30 de enero de 2016

Prófugos


“Antes huir que morir.” (Refrán) 

El vocablo “prófugo” proviene del latín y se compone del prefijo “pro” que indica ir hacia adelante y del verbo “fugare”  que expresa la acción de huir. Algunos de sus sinónimos aluden a quien es perseguido por la justicia. 

 Los relatos referidos a fugados atraen la curiosidad, cualquiera fuere su causa. Muchos autores del Siglo de Oro español  han acuñado en sus textos la idea del refrán  “a enemigo que huye, puente de plata.”  Su interpretación sugiere la conveniencia de librarse de quien es perjudicial. 

 El evadirse de uno mismo no tiene sentido, bien lo dice el filósofo francés Jean Paul Sartre (1905-1980) al  afirmar que “es inútil intentar huir de la angustia de existir.” Pero, quien se ve afectado por los desaires ajenos, se consuela  con la creencia de la justicia divina afirmando que “de mi y de todos se burlara, pero de Dios  no escapara.”  Como tampoco uno puede escabullirse de la voz de su conciencia, aunque algunos la adormecen y de sí mismo son prófugos.