domingo, 28 de febrero de 2016

Corrupción

 


“En un espíritu corrompido no cabe el honor.” (Tácito)
 
Es un término cuya etimología proviene del latín y hace referencia a lo que se rompe, descompone orgánicamente y se pudre. También se aplica a quienes quiebran el orden moral y las buenas costumbres a cambio de dinero o favores. 


La arbitrariedad del poder es una manifestación de la corrupción. En la función pública se da en detrimento del bien común cuando se lucra en beneficio personal o grupal. El corrupto comete trasgresiones que lo degradan como persona. 


Los medios masivos de comunicación informan sobre los casos de corrupción pero la ley ha de corregir la impunidad. El escritor estadounidense Frank Herbert (1920-1986) con acierto afirmó que “la corrupción lleva infinitos disfraces.” Es una problemática social compleja que se manifiesta en numerosos ámbitos con implicancias culturales y políticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.