viernes, 30 de abril de 2021

Presencia escolar


“Cada maestrito con su librito.” (Refrán)

No es un dicho despectivo, todo lo contrario, porque quien enseña acumula experiencias que trasmite al que aprende. El maestro es eficiente si provee aprendizajes, si sabe escuchar, si tiene buen decir y argumentos coherentes. El filósofo y poeta estadounidense Ralph Waldo Emerson (1803-1882) lo define como: “El hombre que puede hacer fácil lo difícil, es el educador.” En la interacción educativa, la personalidad del docente es fundamental. Su cometido será fluido si posee una comunicación adecuada.

El físico-química francés, Luis Pasteur (1822-1895) decía: “Si no conozco una cosa, la investigaré.” Es innato en el hombre querer entender lo que descubre e interpretar los acontecimientos. Al asistir a la escuela, se experimenta la convivencia con los semejantes y a dialogar. En ese ámbito se aprende a escuchar, a no interrumpir, ni argumentar lo que aún el otro no dijo. El ex presidente argentino, Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888) indica: “Las escuelas son la base de la civilización.” Tarea que no es fácil, pero factible si hay presencia escolar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.