sábado, 31 de julio de 2021

Voto, bota.

“A buen entendedor, pocas palabras bastan” (Refrán)

Cada idioma tiene sus particularidades. En español, una palabra altera su significado al cambiar una vocal o consonante por otra, como en el caso de votar y botar. El primer verbo significa elegir a alguien o algo, el segundo denota la acción de lanzar, arrojar, echar.

En un sistema de gobierno y de vida democrática, el ciudadano al votar elige a sus representantes. El poeta y ensayista mejicano Octavio Paz (1914-1998) sentencia: “Una nación sin elecciones libes es una nación sin voz, ni ojos y sin brazos.” Además, añade que: “Sin democracia la libertad es una quimera.”

El teórico político francés Joseph Marie conde de Maister (1753-1821) acuñó la frase: “Cada nación tiene el gobierno que se merece.” En esa misma línea, su connacional, el novelista André Malraux (1901-1976) reafirma esa idea diciendo: “la gente tiene los gobernantes que se merecen.”

En la organización de un Estado republicano, la decisión popular se expresa por el sufragio. En toda votación se prefiere a un candidato y a otro no, aceptándolo o dejándolo de lado. Eso se manifiesta porque quien ejerce el voto, bota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.