sábado, 27 de abril de 2013

Miopía




Quien padece de miopía no ve  con precisión los objetos  lejanos, pero sí los cercanos. Hay correctivos visuales que ayudan  a  percibir  mejor el contexto  circundante. Las anomalías de los ojos  incomodan y  deforman la visión de la realidad.

Las desigualdades sociales y la falta de consenso alteran los  sentimientos,  las emociones y las  pasiones.

Quien dialoga, con  discrepancias o no, expresa  su  personalidad y  educación. Sus gestos,  vocabulario  y   acciones  manifiestan  intereses y motivaciones.

Se ha de evaluar los argumentos y sus consecuencias;  proceder con serenidad y comprensión, porque las palabras, al igual que  el tiempo y las oportunidades,  viajan  con  pasaje de ida pero no de regreso.

 En la convivencia   como en la miopía, se ha  de  recurrir a componentes  que ayuden a  interpretar cada situación real  y  evitar distorsiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.